Estudia canto y vive la experiencia de cientos de ganadores del Grammy

La Escuela de Canto #1 de Hollywood ahora en México

"It's not just about singing, it's about living the dream"

 

Botón de Entrevista

Font size: +
7 minutes reading time (1346 words)

¿Se te ha olvidado amar y seguir tus sueños?

Antes de comenzar este blog, les dejo la canción que representa parte de lo que hablaré este día, espero que les guste y le pongan mucha atención a la letra poniéndola en su lista de canciones para reflexionar.

 

 

Hace muchos días que no escribía el blog y les contaré por qué. Hace ya casi 3 meses abrí una escuela nueva en la Ciudad de México y fue demasiado estresante, unido a mis problemas personales, a los problemas de trabajo que ya tenía anteriormente, el viaje al curso de verano y un sinfín de cosas que me hacían sentir otra persona que no era yo. El estrés me estaba matando y cada vez que éste aumentaba tenía ganas de querer tirarme en una cama y jamás despertar para no saber nada del mundo. En gran parte por esa falta de ánimo dejé de escribir y de muchas otras cosas, sin embargo, tengo la bendición de contar con los mejores amigos del mundo. Así es que uno de ellos, Rodrigo Villela y su novia Georgina llegaron el domingo pasado a IVT mientras yo me encontraba trabajando. Esa visita cambió mi vida, así es que les agradezco con todo mi corazón lo que hicieron, y la historia empieza aquí. Espero que puedas conectarte con esto y que tu vida regrese a lo que era antes cuando la alegría se desprendía en ti.

La vida siempre nos trae nuevas oportunidades, nuevas aventuras y nuevas experiencias entre miles de cosas más, pero cuando te das cuenta que el amor por algo se ha ido apagando y a la vez la búsqueda por tus sueños, se siente como si algo de tu cuerpo te faltara y como si esa vida no tuviera mucho sentido, pero por qué antes sí tenías esa pasión y ese amor y ahora no. Mis grandes amigos llegaron ese día a pedirme que tomara un curso que me cambiaría la vida. Yo siempre he sido muy escéptico a creer en cosas sobre la energía y el cambiar para ser mejor, porque pensaba que eso sólo estaba en mí, y que si yo no lo hacía cómo alguien más me iba a decir lo que tenía que cambiar. Por lo que me estuvieron pidiendo que tomara ese curso día tras día y yo ponía todos los pretextos que se me ocurrían, como la falta de tiempo, la falta de dinero, etc., cuando sabía que nada de eso era cierto en realidad, porque si quería lo podía manejar y hacer.

El domingo pasado finalmente llegaron con la solicitud del curso y me dijeron que ya no había otra oportunidad, que tenía que tomarlo sí o sí, en caso contrario no se irían de ahí hasta que yo aceptara. En ese momento estaba mi hermano del alma, Aldo Estuardo dando clases, y al salir le dije que si iba él yo también, y aceptó. Pero también un alumno y uno de mis mejores amigos, Tavo, quien esperaba su clase también aceptó, así es que los tres ya estábamos apuntados. Sin embargo, no nos querían decir absolutamente nada de lo que viviríamos.

En fin, el miércoles comenzamos el curso y terminamos el domingo. El coach del curso, Eduardo Dey, cambió mi vida por completo. Lo único que puedo decirles es que de manera casi milagrosa me cambió el chip que tenía y no puedo dejar de sonreír ni de abrazar a las personas. Hoy al llegar a trabajar abracé a todos como nunca antes lo había hecho y les pedí que trabajáramos más fuerte que nunca, a lo cual todos curiosamente me dieron su palabra con sinceridad. Definitivamente es obvio que pensaron que estaba loco o algo por estilo, pero incluso a los alumnos que vi les hice saber que mi vida es hermosa y que tengo todo lo que siempre quise tener.

Lo que aprendí en ese curso fue algo único que me gustaría contarles, sin embargo, me es imposible porque hay que vivirlo para que puedan saberlo. Pero hoy he vuelto a creer en mi sueño, en los valores que tengo, en mi fuerza interior, en mi compromiso por mantener cada día más alto ese sueño de tener la mejor escuela de canto del mundo, por cambiar vidas todos los días, por amar más a las personas que me rodean y por hacerles saber que lo más importante es que crean en su corazón. Cuando era más joven, recuerdo perfectamente el día en que juré dar mi vida por ser cantante y cambiar el mundo. Poco después hice mi disco y fallé cientos de veces, hasta el punto en el que me senté llorando preguntándole a Dios por qué no quería que yo lo lograra si le había echado tantas ganas por muchos años y no había tenido ningún éxito. Le pedí a Dios que me guiara porque llegué a no creer en mí mismo ni en ese sueño.

Pero en mi interior yo sabía que el creer en mi corazón siempre sería la salida, y lo estaba dejando de hacer, así es que hoy les puedo decir que gracias a que creí en eso hoy soy un hombre exitoso, con los mejores amigos del mundo, la mejor familia, los mejores compañeros de trabajo, los mejores alumnos que uno pueda tener… Y hoy en día veo cada mañana mi disco, aquel que grabé en un pequeño cuarto de mi casa, con una computadora vieja, una grabadora, un teclado y un micrófono que pude comprar con mis domingos, regreso el tiempo y veo a ese chico con muchos sueños queriendo conquistar el mundo, trabajando en lo que fuera para lograrlos, y hoy Dios me dio la respuesta a ese día en el cual le pedí que me enseñara el camino, pues siempre lo hizo, sólo que yo no quise verlo. El camino eran todas esas personas que acabo de mencionar, pues yo siempre tuve la opción de darme por vencido, pero mi corazón nunca me dejó sólo, mis sueños nunca me abandonaron y hoy veo que no necesito nada más de lo que tengo. Claro que seguiré creciendo hasta que esos sueños los comparta todo el mundo, pero me refiero a que incluso desde el día en que hice mi disco ya lo tenía todo, desde el día en que nací ya lo tenía todo…

Por lo cual, aquel domingo 14 de septiembre a las 8:30 pm que terminó mi curso, supe que la vida va más allá de lo que podemos ver, de lo que creemos, de lo que esperamos, de lo que resistimos para avanzar… Está en nuestro interior, en los sueños que no abandonamos nunca, en estar simplemente vivos, en las personas que nos rodean, en no renunciar nunca haciendo cosas que cambien al mundo, en amar, en respetar, en confiar, en compartir y en tantas cosas que nos hacen mejores seres humanos. Ese día, Eduardo Dey cambió mi perspectiva, pues me lo hizo saber de la manera más mágica que se puedan imaginar. Mi vida no fue otra después de ese momento, pero la vi diferente.

Así es que si crees que has perdido el camino, que ya no crees en tus sueños, te preguntas por qué a ti la vida no te da lo que has buscado, te doy el mejor consejo que alguien me dio. No te puedo decir quién es, de dónde viene o cómo es, pero es un gran sabio. Él me miró directamente a los ojos y me dijo que siguiera a mi corazón y siempre estaría en lo correcto. Hazlo y encontrarás todas las respuestas a tus problemas, a tus dudas y encontrarás el camino a seguir. Gracias por dejarme compartir este momento y espero no dejarlos tanto tiempo nuevamente como lo hice esta vez.

Les deseo el mejor día de toda su vida y que todos sus sueños se hagan realidad. Y les pido, les suplico que nunca jamás dejen de creer, pues eso los mantiene vivos. Los quiero mucho y gracias por ser parte de este camino que es mi vida.

 

Eddie Robson – IVT President

2
¡Conoce el caso de éxito del ganador de la Academi...
¡Asiste a la presentación del disco de DANI DEL CO...
 

Comments 8

Default Blogger
Guest
Lunes, 18 Junio 2018