Toma clases de canto en la escuela oficial de cientos de ganadores del Grammy

Clases de Canto | Escuela de Canto

Clases de canto con el sistema #1 de Hollywood ahora en México. ¡Si cantar es tu pasión has llegado al lugar ideal!

 

Botón de Entrevista

Certificación de Canto

CERTIFICACIÓN DE CANTO

Conoce cuál es el proceso para crear la marca que identifica y diferencia a un artista para hacerlo único. Cómo crea una estrecha relación emocional con sus fans hasta ser rentable y así obtener el financiamiento de diferentes fuentes, como el crowfunding y la inversión.

CERTIFICACIÓN DE CANTO

Conoce y aprende cómo se lleva la logística y la operación de un concierto desde su planeación hasta que es llevado a la realidad, ya sea desde un pequeño hasta un escenario masivo.

CERTIFICACIÓN DE CANTO

Technical Resources for Tours & Performance

Aprende los aspectos técnicos y prácticos que todo cantante necesita saber para presentarse de una manera profesional en un escenario o para realizar un tour con todo lo que esto implica.

CERTIFICACIÓN DE CANTO

Adéntrate como cantante a conocer cómo se produce una obra musical, qué se pide en las audiciones y todo lo relacionado sobre cómo se maneja la industria musical desde adentro de las producciones que viene de Broadway.

CERTIFICACIÓN DE CANTO

Conoce las herramientas y técnicas de grabación más utilizadas por los productores musicales hoy en día enfocadas a los cantantes, como el uso de efectos, afinadores, micrófonos, etc., para potencializar tu tiempo y trabajo en el estudio.

CERTIFICACIÓN DE CANTO

Hoy en día es indispensable saber cómo utilizar las redes sociales y la publicidad pagada en las plataformas digitales como Instagram, Facebook o Youtube, entre otras. Conoce las estrategias que usan los profesionales de la industria y las disqueras trasnacionales.

CERTIFICACIÓN DE CANTO

Ser corista, crear arreglos y armonías no es cosa fácil. Es necesario tener el conocimiento teórico y práctico para hacer magia con las voces que le dan soporte y que embellecen las canciones más inspiradoras. Conoce cómo crear esa magia de forma profesional.

previous arrownext arrow
Slider

Eddie Robson

 

ARTÍCULO DE CANTO

MANEJANDO LOS NERVIOS

Por: Eddie Robson

 






¡Estaba en serios problemas! Justo la primera noche en la que presentaría mi disco, y por qué en ese momento estaba tan nervioso, pero por otra parte, por qué no debía de estarlo. Después de tantos ensayos, aprendiendo más de 15 canciones con coreografías, ahí estaba parado enfrente de 500 fans, amigos, medios de comunicación, etc. Y comenzó mi gran solo… La música comenzó. Me paré en el centro del escenario, levanté el micrófono, y… ¡mi mente estaba absolutamente en blanco! ¿Cuál era la letra? Recordé que era yo el que tenía que empezar la canción antes de la música. ¿Pero qué era lo que tenía que cantar? Mi corazón comenzó a palpitar rápidamente, cada vez más fuerte contra mi pecho mientras yo estaba aterrado porque la audiencia escucharía el último éxito de mi música.


Pánico, pánico absoluto. El momento de la verdad había llegado. Abrí la boca para cantar lo que saliera de mi boca a pesar del miedo, y ahí iba. ¡Nada sucedió! Era la pesadilla del escenario que aterroriza los sueños de todo cantante, olvidando la letra y bloqueando la mente. Pero qué pasó, si conocía la letra como la palma de mi mano, hasta podría cantarla al revés en un idioma extraño, ¿así es que qué fue lo que salió mal?


NERVIOS. Es asombroso cómo las cosas pueden resultar tan mal cuando los nervios se presentan. ¿Pero qué se puede hacer contra eso?

El ser competente da confianza


Primero que nada, asegúrense por completo que han realizado su trabajo de la mejor manera. Es curioso cómo muchas de las llamadas que recibí el mes pasado comenzaban con esta conversación: “Nunca he tomado clases de canto antes, pero voy a audicionar para Latin American Idol la siguiente semana, y necesito ayuda para poder cantar lo mejor posible.” Eso puede sonar como si el canto fuera un examen de matemáticas en el cual se puede estudiar una noche antes y aprobar. Desgraciadamente el proceso no es así.


Si desean ser artistas que confíen en sí mismos, deben primero invertir tiempo para llegar a ser artistas competentes, es decir, que cuando uno domina lo que está haciendo, el miedo disminuye. Sólo piensen en algo que dominen hacer. Por ejemplo, recordemos al alumno más inteligente de nuestro salón de clases. Cuando hay un examen muy difícil, todos los demás alumnos están dentro del salón estudiando minutos antes de que el maestro llegue, menos el niño más inteligente al que todos esperan para poderse sentar junto a él. Todos están nerviosos tratando de memorizar a último momento. De pronto llega el niño inteligente sin ningún temor, y cuando comienza el examen está muy tranquilo y termina la prueba antes que todos. Pero nadie se pregunta si se paró y entregó el examen porque no supiera las respuestas, sino porque sabía todo a la perfección y no dudó en contestar nada, y hasta hace un pequeño chiste con el maestro haciendo burla de lo fácil que estaba. Mientras tanto, todos los demás están aterrorizados y esperan a que alguien más conteste para poderle copiar, y aunque acaben el examen se esperan hasta el último momento por si al que le copiaron cambió alguna respuesta antes de entregarlo.


Y como maestros sabemos perfectamente que nadie sabía las respuestas más que el niño que lo entregó rápido, porque estaba confiado de su conocimiento, y seguramente el resultado será de una muy alta calificación. Lo mismo pasa en las audiciones. Lo que nosotros como maestros o entrenadores de cantantes vemos es la confianza de un artista. Cuando el jurado ve que una persona actúa de manera confiada, seguramente la interpretación será competente para estar dentro del concurso. Si uno no memoriza la letra al 100%, si no se practican los ejercicios de vocalización, si se planea evadir la zona media, entonces hay muy buenas razones para estar nervioso.


¿Pero eso es todo?


Supongamos que ya tienen todo lo anterior a la perfección y se han preparado por mucho tiempo para poder interpretar una canción o un concierto completo, pero aún siguen MUY nerviosos. Pregúntense el porqué.
¿Están asustados por equivocarse? ¿Sienten miedo por cómo se ven o por si la gente se reirá de ustedes? Ahí está el problema, ESTÁN PENSANDO DEMASIADO EN USTEDES MISMOS.


El entrenador de súper estrellas, Tom Jackson, dice: “Tu audiencia es ignorante. Ellos no saben qué es una escala mayor en Do. Ellos no reconocerán la mayoría de los errores musicales. Pero ellos tienen un doctorado en el comportamiento humano”. Ellos pueden percibir cuando el artista está nervioso, cuando está confiado, y cuando está concentrado y enfocado en sí mismo más que en su público. La audiencia quiere sentir una conexión con el artista y experimentar “momentos”. Momentos divertidos, momentos conmovedores… Quieren ser llevados ellos. Tienen que ser complacientes en poner su concentración en ellos y en las necesidades de su audiencia. Cuando se obsesionan por cantar correctamente la introducción o las armonías, ponen su concentración en ustedes mismos (siendo inseguridad o vanidad), y como los tiburones, ellos pueden “oler sangre en el agua”.


Los artistas se equivocan muchas veces sobre el escenario, incluso los mejores del mundo. En el álbum que Eric Clapton realizó en vivo para MTV (Unplugged), se equivocó en la introducción de una de las canciones y tuvo que detener a la banda para que volvieran a comenzar nuevamente. Y aún así, éste álbum fue su mayor hit vendiendo más de 10 millones de copias. Si hablamos del disco Unplugged de Eric Clapton, la mayoría de las personas pensarán en la emotiva canción “Tears in heaven” o “Layla”. Nadie recuerda el error cometido. ¿Qué hace entonces la diferencia? Clapton se ríe junto con la audiencia encogiendo sus hombros en señal de “ni modo, a todos les puede pasar” y comienza de nuevo… porque él es un profesional consumado. Él sabía que ese podía ser un buen pretexto para romper el hielo y entretener a sus fans, así es que si ellos se reían de esa experiencia, incluso estarían más conectados con él. Y aún así continúo siendo servicial con las necesidades de su público, al igual que ellos al olvidar y perdonar los errores.

Si ponen a su público en primer lugar, hay muy pocas razones para estar nerviosos. ¿Pero qué otras cosas podrían salir mal?

Darle la vuelta


¿Así es que los nervios son siempre algo malo? ¿Si hacemos nuestra tarea y ponemos a la audiencia en primer plano, nunca sentiremos nerviosismo? Mick Jagger dijo alguna vez que el día en el que dejara de sentir nervios antes del show, sería el día en el que se retiraría. Porque los nervios también son un reflejo de que nos importa lo que estamos haciendo.


La diferencia entre cómo maneja y domina Mick Jagger ese nervio en comparación con los demás artistas es el valor que él le da a eso. En otras palabras, ¿qué significan los “nervios” para ustedes? Algunas personas sientes nervios y dejan que ellos los coman poco a poco. “Esta noche será un desastre mi actuación. Estoy seguro que la gente se reirá de mi.” Eso significa que definitivamente eso pasará y la sensación de que el estómago se nos revuelva no se detendrá.


Mick Jagger deja y libera sus nervios en cada interpretación. Muchos profesionales aprenden con la experiencia cómo tomar esos nervios para convertirlos en energía positiva en el escenario y cambiar la manera en la que realizan su show cada noche. Eso le da a sus interpretaciones un toque distinto, una sensación de controlar lo que están haciendo. Para ellos los nervios son igual a “energía”, y ellos saben cómo manipularla para llevarla a una dirección que mejore su espectáculo.

¿Así es que cuál fue el problema?


Lo sé, no terminé de contar la historia que comencé. Ahí estaba yo parado con nerviosismo en el escenario, con la boca abierta antes de cantar, esperando a que la letra llegara a mí. Eso nunca pasó, así es que no teniendo opción, manejé mis nervios e hice lo que cualquier artista habría hecho. Inventé las palabras sin saber cuál sería la siguiente estrofa. Tan pronto como logré incorporarme con la melodía comencé a hacer mía la canción y a tener mi propio estilo.


Algunos fans que conocían la verdadera letra estaban un poco confundidos por mi rápida improvisación. Pero en ese momento casi nadie lo notó y los que lo notaron se rieron conmigo y el concierto siguió hasta el final, logré retomar la confianza y recordé el porqué estaba parado esa noche en el escenario. Nunca fue por querer demostrar que llegaba a una nota alta o que mi técnica era perfecta. Lo importante y por lo cual había practicado meses antes, era para entregarme a mi público y que ellos estuvieran identificados con lo que había escrito en mi música.


Después de esa noche nunca más olvidé la letra a pesar de que han pasado varios años ya. Y en caso de que lo hiciera, les aseguro que nadie se daría cuenta. Seguramente Eric Clapton estaría orgulloso.

Eddie Robson
Vocal Coach
President & Founder IVT

ARTÍCULO DE CANTO